martes, 19 de abril de 2011

El Pedraforca

Pollegó Superior 2506 mts.

Son las 8:30 de la mañana del 11 de octubre y llegamos al Mirador de Gresolet situado a 1567 m., este es el punto más cercano hasta donde se puede llegar en coche para acceder al camino que nos llevara hasta el Refugio de Lluis Estasen, esta pista comienza en el pueblo de Saldes.


Desde la pista hasta el refugio tendremos que caminar unos 600 metros, una vez recorridos estos, tomaremos el sendero PR C-123.


El sendero va subiendo progresivamente, de momento no entraña grandes dificultades.

Atravesamos el amplio canal del Riambau, después de cruzar otro canal iniciamos una fuerte subida hasta la cueva de la Rua Gran.


Seguimos por una terraza rocosa hasta llegar a un torrente donde se supone que hay una fuente, que nosotros no vimos, subimos hasta un pequeño puerto, continuamos por una línea de cresta boscosa y superamos un empinado canal hasta el puerto del Vardet.


En el trayecto no hemos encontrado a mucha gente, tan solo a un par de grupos, con uno de los cuales hemos ido parte del camino juntos hasta el Coll del Verdet y donde, después de un alto para hacer unas pocas fotos nos han tomado la delantera.


Estamos en la falda del Cim Nord de 2438 m., ahora empieza la verdadera ascensión, un camino complicado hasta la cima del Pollegó Superior.


Hay mucha gente, tanta que en los pasos más difíciles se forman embotellamientos.


La progresión es lenta y arriesgada, son frecuentes los desprendimientos de pequeñas piedras y la caída de la persona que nos precede puede arrastrarnos, por eso hay que dejar cierta distancia y tener mucho cuidado donde ponemos los pies y donde nos agarramos.


Cima conquistada 2506 m., una ascensión impresionante, una de las más técnicas que hemos hecho hasta la fecha no apta para cualquiera.


El Pedraforca es una de las montañas más emblemáticas de Catalunya, el símbolo de la Serra del Cadí en el Parc Natural Cadí-Moixeró.


Por lo menos hay 200 personas entre los que suben, bajan y permanecen en la cima. Es intenso el tráfico de gente que desfila por el reducido espacio de la cumbre.

Después de comer iniciamos el descenso igual de complicado que el ascenso.

El primer tramo, hasta la Enforcadura es relativamente rápido, aunque hay que ir con mucho cuidado, pues un resbalón puede tener fatales consecuencias.


La bajada por la tartera es lenta, peligrosa y tediosa, hay momentos en los que la desesperación nos puede, los resbalones, las caídas y los desprendimientos son constantes y estamos cansados de tanta piedra.


Literalmente estamos esquiando sobre piedras sueltas.

Volvemos al punto de partida, después de casi 9 horas y 7 kilómetros, regresamos a casa, pensando en volver pero esta vez en invierno y planificando el ascenso desde Gósol.


Esperamos añadir esta montaña a nuestra lista de conquistas invernales. Ya os contaremos.

Temas relacionados

3 comentarios:

xenaia dijo...

Que de recuerdos me ha traído este reportaje al ver las fotos de la primera grimpada, la enforcadura y la impresionante tartera!! en la que me resbalé un montón de veces!

Nosotros la hicimos hace 3 años, veo que no ha cambiado nada :P

Besos,

http://foticosyrutas.blogspot.com/2008/06/cim-nord-y-el-polleg-superior-del.html

Carlos Sanchis Sanz dijo...

Viendo las fotos me han dado ganas de irme a la montaña corriendo! :)

Ismael dijo...

Me viene de lujo este reportaje, pues tengo pensado ir por esa zona este verano y quería ascender el pedraforca, y ahora si que estoy convencido.