lunes, 16 de mayo de 2011

La Pica d'Estats, el techo de Catalunya

Comienza un gran reto 
Después de coronar con éxito la cima del Puigmal de 2.911 metros el pasado mes de febrero nos planteamos el proyecto más ambicioso hasta la fecha, conquistar la cima de la Pica d'Estats, la montaña más alta de Catalunya, con sus 3,143 metros es una de las montañas emblemáticas que no puede faltar en el currículum de un montañero. 


El primer paso de toda expedición es recopilar toda información posible sobre el lugar de destino. Recurrimos a internet que facilita mucho esta labor, también la cartografía sobre la zona y, como no, la bibliografía. 

Básicamente, existen 5 vías posibles hasta la cumbre, de estas nos decantamos por la vía clásica, la más sencilla, la que sale del refugio de Vall Ferrera en la vertiente sur. Decidimos ir en agosto por varios motivos: tenemos vacaciones, se trata de una ascensión larga y dura, 15 km. entre la ida y la vuelta y por ser los meses de verano los más propicios climatológicamente hablando. 

Aún siendo esta la vía fácil, no podemos fiarnos, encontraremos algún paso complicado y nieve, y como siempre en la alta montaña el clima puede variar repentinamente en pocos minutos. 

Calculamos tres días para nuestra aventura, el primero para el viaje hasta Àreu, 250 km. una vez aquí seguiremos una pista forestal en muy mal estado durante 11 km. hasta la zona donde dejaremos el coche y seguiremos unos 20 minutos a pie cargando con todo el equipo hasta el refugio de Vall Ferrera, tras establecernos en el refugio prepararemos todo lo necesario para el ascenso al día siguiente. Este segundo día estará dedicado exclusivamente a conseguir la conquista de la cima y por último, el tercero, para descansar y regresar. 

Los días 9, 10 y 11 de agosto son los elegidos. Empezamos la preparación física, también preparamos el material y el equipo que llevaremos, organizamos los víveres y estableceremos los menús. Es importante que nada quede a la improvisación, un olvido o un error puede hacer fracasar nuestra aventura. 

  • Horario estimado: 10 horas, aproximadamente 
  • Distancia: 15 km. 
  • Dificultad: Muy dura físicamente, muy larga, mucho desnivel. 
  • Desnivel positivo: 1500 m. 
  • Material recomendado: Bastones, piolet y crampones. 
  • Sobre el papel ya está todo planificado. 


Durante la marcha de aproximación al refugio de Vall Ferrera encontramos multitud de torrentes y algún puente que otro. 


El sendero es sombrío y agradable de recorrer, en 20 minutos llegaremos al refugio que nos servirá de campo base mientras dure nuestra aventura. 

El refugio 
El refugio de Vall Ferrera esta situado dentro del Parc Natural d'Alt Pirineu, a 1.950 m. de altura y a 11 km. del pueblo de Àreu, se llega a él a través de una pista forestal y después andando durante unos 20 minutos por un sendero. Es propiedad de la FEEC (Federació d'Entitats Excursionistes de Catalunya). Se trata de un refugio guardado, es decir; tiene una persona o personas que se encargan de su mantenimiento y solo se abre en determinadas fechas o bajo cita previa, aunque dispone de una parte libre que puede ser utilizada mientras esta cerrado. Fue inaugurado en 1935 y tenía una capacidad para 21 personas, actualmente tiene capacidad para 60, cuenta con unos servicios mínimos; duchas y lavabos en el exterior en un edificio anexo, servicio de bar, emisora de radio y teléfono, la electricidad es limitada y se obtiene por medio de placas solares. Así pues, en la parte de los dormitorios es necesario utilizar una linterna. 


Este refugio centra su actividad durante el periodo estival, si bien permanece abierto desde junio hasta mediados de octubre, durante el invierno la pista de acceso queda bloqueada hasta por un metro y medio de nieve, por lo que solo se abre durante algunos puentes y como ya he dicho anteriormente, siempre bajo demanda. 

Entre finales de la primavera y principios de verano la montaña todavía esta muy nevada. 

Son poco más de las 7 de la tarde y amenaza tormenta, ya nos hemos instalado en el refugio y hemos preparado las mochilas para el ascenso a la cumbre. Llevamos ropa de abrigo, impermeable, agua, bebida isotónica, botiquín, algo de comida, barritas energéticas. Lo que más pesa son los casi 3 litros de liquido que llevamos cada uno. 


Ahora nos disponemos a preparar algo para cenar aprovechando la luz natural, esta noche haremos puré de patatas con beicon y sopa china con sabor a gambas y para beber tenemos la opción de: agua de la fuente o algo del bar, en esta ocasión nos decidimos por la segunda opción, ya tendremos tiempo de beber agua de la fuente. 

La aproximación 
Hoy es martes, son las 5 de la mañana y somos los primeros en levantarnos, nos preparamos el desayuno e iniciamos el camino de aproximación a la cumbre antes de que salga el primer rayo de sol. Son ya cerca de las 6:30 y caminamos con la luz del frontal. 

Hace ya un par de horas que salimos del refugio y llegamos a la zona de Plans de Sotllo, el paisaje es un regalo para la vista, estamos a 2200 metros, en algunas laderas observamos que la nieve aún se mantiene en las glaceras. 


Parece que el tiempo va a ser bueno aunque todavía la mañana es fría, unos 10º, pero el esfuerzo de la caminata hace no sintamos frio y a pesar de que la marcha es algo lenta llevamos un buen promedio. Hemos recorrido unos 3 km. por delante queda el paso de los lagos de Sotllo y de Estats que supone otros 2,5 km. de camino cómodo antes de enfrentarnos con la terrible tartera que nos llevara al Coll del Sotllo, llegados a este punto estaremos a poco menos de 2 horas para coronar la cumbre de la Pica. 

La tartera del Sotllo 
Dejamos atrás el camino fácil y los grandes lagos, ya comenzamos a ver alguna que otra zona con bastante nieve, zonas que sin duda deberemos atravesar durante nuestro ascenso. 



Tenemos una magnifica vista de La Pica escoltada por el Verdaguer y la Punta Gabarró y también de la tartera por la que tenemos que subir. Piedras sueltas, camino sinuoso y una gran pendiente que tendremos que superar, después de esta, una merecida parada para reponer algo las fuerzas y determinar si es factible subir por las aristas o por el contrario seguir con el plan trazado y hacerlo por el lado norte, por el lado francés, que aunque es algo más largo también es más fácil. 


El Coll del Sotllo 
Estamos a casi 2900 metros y tenemos la cima a poco más 100 metros por encima de nosotros y a menos de 2 horas, la conquista esta al alcance de la mano, un último esfuerzo y tendremos nuestra recompensa. 


Este collado marca la línea divisoria entre Francia y España, aunque nada indica sobre el terreno que cambias de un país a otro, el paisaje y la montaña no entienden de fronteras, ni de límites. 

Camino a la cima 
Una vez dentro de territorio francés no tardamos en encontrar algún paso más delicado. Al cruzar las glaceras tenemos que ir con mucho cuidado para no resbalar, la nieve esta muy compactada y muy dura, una caída por una pendiente como estas es muy peligrosa, además al no llevar piolet y tampoco ir encordados resulta muy difícil detenerse. 



El camino es espectacular, hay sitios donde el espesor de la nieve supera los 3 metros y algún tramo lo hacemos por el interior de una grieta entre el hielo y la roca, avanzamos sobre tarteras que parece que no se acaban nunca, a veces es necesario hacer alguna que otra pequeña escalada de poco más de 2 metros. 

La cima 
Son las 12,45 del martes 10 de agosto de 2010 y llegamos a la cima de la Pica d'Estats a 3142 metros de altura, una gran emoción nos recorre todo el cuerpo, el esfuerzo que hemos hecho tiene su recompensa. 


Pic de Verdaguer 
Eufóricos y llenos de moral por nuestra conquista decidimos subir el cercano Pic de Verdaguer de 3125 metros y añadir el segundo tres mil en tan solo un día a nuestra lista de montañas coronadas. 


Temas relacionados

    1 comentario:

    Francis Martos dijo...

    Eeey Fran qué tal? Vaya fotos chulas que os habéis sacado en este paraje, aunque parece una ascensión dura.
    Tiene muy buena pinta este viaje
    Felicidades por la gran cima!!!!
    Saludos